Dolor y lesiones por mal tiempo

DOLOR Y LESIONES POR MAL TIEMPO

Con la llegada del clima frío se inicia oficialmente la temporada de entrenamiento “indoor”. A pesar de que muchos aman los deportes de invierno, o siguen practicando el mismo deporte los 365 días al año, mucha gente opta por seguir

 haciendo deporte en un ambiente cálido; gimnasio, estudio, hogar… Pero si eres de las personas que sigue haciendo deporte

 en la calle,  debes protegerte de las lesiones que te puede ocasionar un ambiente frío o tormentoso, especialmente al entrar en estos meses fríos de invierno.

Mucha gente, deportista o no, nota estos días más dolor, sensación de pesadez y rigidez en las articulaciones y los músculos…etc. También, se puede sentir como viejas lesiones empiezan a doler antes de que llueva.

Del mismo modo, estos síntomas pueden ser menos graves o desaparecer cuando el clima se vuelve más cálido y seco o cuando se aplica un tratamiento que introduce calor al cuerpo. Por ejemplo, un anciano con artrosis lo nota mucho peor cuando hace frío o llueve, y se siente mucho mejor cuando se aplica calor en la zona dolorosa.

¿CÓMO SE EXPLICA EL DOLOR POR MAL TIEMPO?

Una teoría apunta a que, en los tiempos de frío y lluvia, se producen cambios en la presión del aire. Aunque muchas personas dicen que su dolor empeora con el tiempo húmedo, lluvioso, la investigación ha demostrado que no es el frío, el viento, la lluvia o la nieve. Lo que más afecta a la gente es la presión barométrica.

La presión barométrica es el peso de la atmósfera que nos rodea.

Si imaginamos a los tejidos que rodean las articulaciones como si fueran un globo, la alta presión barométrica empuja contra al cuerpo desde el exterior y se mantienen los tejidos sin poder expandirse.

Pero cuando llega el mal tiempo, la presión barométrica cae, así la presión empuja menos contra el cuerpo, permitiendo que los tejidos se expandan y esos tejidos expandidos pueden ejercer presión sobre la articulación y con ello dolor.

Si además, esos tejidos sufren algún tipo de lesión; por dolor crónico, inflamación, cicatrización, adherencias…etc. el dolor aumenta.

 

MEDIDAS DE ALIVIO

Mantenerse caliente. Vestirse con varias capas, manteniendo caliente la casa, el coche, el puesto de trabajo…etc.

Aplicar una compresa caliente o manta eléctrica en las articulaciones dolorosas. El calor permite relajar los músculos, por lo que es una forma suave de ayudar con el dolor.

Mantenerse en movimiento. Antes de salir a la calle intenta ejercitar las articulaciones dolorosas para disminuir la rigidez.

Mejorar su estado de ánimo. La gente en el dolor crónico a menudo se sienten ansiosos, deprimidos, e irritables. Mantener su mente ocupada, y mantenerse activo en actividades que le produzcan bienestar.

Darse cuenta de que cuando se trata de dolores relacionados con el clima, el dolor es temporal. De hecho, la gente comenzará a adaptarse a los cambios barométricos. El conocimiento, saber lo que está pasando, puede ser tranquilizador para las personas que experimentan estos dolores.

PARA DEPORTISTAS

Durante los meses de invierno, aumentan las lesiones relacionadas con la falta de un calentamiento antes de hacer ejercicio, especialmente para aquellos que se enfrían con facilidad en cualquier época del año. Los músculos que se quedan “fríos” suelen ser más rígidos y tensos y son más propensos a ser lesionados durante la actividad. Mantener los músculos calientes y flexibles, ayuda a disminuir las lesiones. Antes de la actividad deportiva, es una buena idea calentar, estirar activamente, aplicar cremas de calor en las zonas que nos molesten…etc. Mínimo un día antes de realizar la actividad física, se pude utilizar un rodillo de espuma en los músculos tensos, para realizar una descarga preventiva de los mismos.

Si se hace actividades al aire libre en invierno, asegúrese de llevar ropa de abrigo o ropa que conserva su propio calor corporal para evitar que los músculos se enfríen. Llevar gorro, guantes y braga de cuello evita que el viento, el frío o la humedad entren o el calor se escape.

DESPUES DEL ENTRENAMIENTO

Una vez que el entrenamiento ha terminado, la fase de enfriamiento es tan importante y cómo la de calentamiento. Permite que tus músculos se enfríen lentamente. Una vez más, estirar de forma pasiva, rodillo de espuma, sauna, caminar unos minutos… etc.

Asegurarse de limpiar el sudor seco o llevar ropa para cambiarse, ya que es más fácil enfriarse cuando se tiene la humedad en la piel.

Si necesitas ayuda con alguno de estos problemas puedes contactarnos en Dinamic Fisio. O si lo prefieres te podremos atender de forma presencial en la Calle Mayor 17 en Burlada, muy cerca de Pamplona.

Otros artículos

¿Es lesivo el Crossfit?

El Crossfit es un deporte relativamente nuevo que en los últimos años se ha puesto de moda entre gran parte de la población. Consiste en

Read More »
Sobre Dinamic Fisio

Dinamic Fisio es un centero de fisioterapia integral ubicado en Burlada (Navarra) y dirgido por Jorge Miras.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?